Sobre mi

Soy Paula Mariani, mujer, madre, bailarina, inmigrante, terapeuta gestalt y corporal. Nací en Buenos Aires y vivo en Barcelona desde hace 23 años.

yo1He sido madre por primera vez a los 43 años mediante un tratamiento de reproducción asistida y formando un equipo-familia con el padre de mi hija,  con el cual estuve en pareja durante 10 años.

Mi experiencia es que una  vez conectadas con el deseo de ser madres y cuando todas nuestras “partes” están de acuerdo: el corazón, las entrañas y  nuestra mente creadora, podemos dejar de lado los deberías  y los miedos impuestos por los otros. Una vez conectadas con el deseo, hemos dado el primer gran paso y, allí surgen todos los ingredientes necesarios para nuestro proyecto de maternidad  incluído el padre, la pareja, la red de apoyos, los donantes, los medios económicos, el nido, etc.

Mi camino a la maternidad

Cuando decidí ser madre y experimenté que concebir no era tan fácil ni tan natural, como hacer el amor con mi pareja y quedarme embarazada entré en shock.
Al darme cuenta de que el reloj biológico me apuraba me volví loca, me obsesioné por la calle sólo veía mujeres embarazadas y bebés, mis relaciones íntimas se volvieron mecánicas y forzadas. file0001971678256
Durante un tiempo invertí fortunas en toda clase de vitaminas y potingues, visité foros, consideré la posibilidad de contratar un vientre de alquiler, cambié la dieta, invoqué a los Dioses y puse en práctica miles de consejos, de recetas milagrosas para quedar…

Al cabo de un tiempo y con profundo desconcierto comencé a recorrer un camino de sanación revisando mis modelos de maternidad, mi sistema familiar, mi concepto de sexualidad y mi vínculo de pareja.
Lo más importante en este recorrido interior fué poner el deseo de ser madre dentro de una mujer más grande, indagando en quién era yo además de una mujer de 40 años que haría cualquier cosa por quedarse embarazada.

generations-462134Cuando por fin dí el paso de hacer un tratamiento de reproducción asistida, le dije a mi futura hija: hasta aqui llegué yo mi amor, si no vienes a mi lo aceptaré y haré mi duelo, luego pondré toda mi energía maternal en otro proyecto de vida…Y me quedé embarazada al primer intento, Lila entró en mí!!

Esta es a grandes razgos mi experiencia, creo que cada mujer y cada pareja tienen su propio recorrido y su camino a despejar. Considero que en estos tiempos donde la fertilidad disminuye y la ciencia avanza tenemos la oportunidad de pararnos frente a una futura vida de forma madura y responsable.

En mi caso, el retraso en mi ser madre me puso ante el desafío de crecer emocional y espiritualmente. Con mi proceso terapéutico limpié viejas heridas liberando espacio dentro de mí para convertirme en un nido.

foot-509723Desde entonces el vínculo con mi hija crece pasito a pasito en medio de un mar de emociones e interrogantes. Quedar en estado fué para mí no sólo materializar un deseo, sino también, atravesar un portal para experimentar vida entera de profundo crecimiento.

Desde este punto de mi experiencia vital y de mi labor como terapeuta comienzo a brindar apoyo y acompañamiento terapéutico a mujeres y parejas que desean tener un hijo, ya sea que estén en un tratamiento de reproducción asistida, con dificultades en la concepción ó definiendo el camino a seguir.

Quiero acompañarte para crear su propio proyecto de vida: a ti mismo/a, tu familia, tu pareja, tu entorno. Te ayudo a poner consciencia en tus relaciones para dejar de repetir historias dolorosas y ejercer la libertad de elegir y crear tu propio camino.