Sanar a la madre como un camino

Sanar a la madre como un camino

“Toda madre contiene a su hija en sí misma y cada hija a su madre” C.G.Jungmadre

Desde niñas nuestros sentimientos sobre nosotras mismas, sobre nuestro cuerpo y sobre las relaciones con los demás, están enraizados en nuestro vínculo con nuestra madre, ella es nuestra fuente y nuestro modelo de cómo ser en el mundo. El Mundo-Madre es el origen y fuente de conocimiento de nuestras identidades, nuestros cuerpos y nuestros futuros. Los EGOS de las mujeres son femeninos, son un legado de nuestras madres. Solucionar nuestras relación con nuestras madres (la real y las imágenes acumuladas), es el paso escencial para crear nuestra identidad distinta e independiente como mujeres.
La mala relación con nuestras madres se traduce en una mala relación con nosotras mismas. Para todas las mujeres recuperar  la conexión con la ternura marca un giro fundamental en su proceso de sanación. ¿Qué nos pasó que olvidamos algo tan escencial? Desde el amor maternal podemos sanar nuestras heridas para abrazar nuestra propia historia y finalmente abrazarnos a nosotras mismas. Al final se produce el encuentro entre la madre, la niña y la mujer.
Más alla de la relación con nuestra madre real, es necesario darnos cuenta de la madre que hemos internalizado y que sigue influyendo en nuestra autoimagen, nuestras decisiones y nuestros deseos más íntimos. En este camino reconocemos a nuestra niña interior recuperando su espontaneidad y frescura, aprendemos a cuidarla y amarla , buscando que todas las partes de nuestro ser: madre, niña y mujer tengan lo que necesitan, dejen de boicoterse entre sí y colaboren en el mismo proyecto de vida.

Estos son los primeros pasos para separar nuestras propias identidades como distintas de nuestras madres y del arquetipo
1-Ser conscientes de los aspectos de nosotras mismas heredados de nuestras madres
2-Distinguir los razgos positivos: creativos y útiles, por ejemplo el sentido artístico, amor por los hijos, el amor por la naturaleza…
3-Distinguir los razgos negativos: exceso de equipaje, la dependencia de los hombres, las adicciones, los sentimientos de inseguridad…
4-Poner a nuestras madres (la que hemos internalizado) en un contexto diferente, dentro de nuestra totalidad, en vez de tratar de liberarnos de su posesión indeseada.
5-Decidir qué legados del mundo madre queremos para nuestras vidas: aquellos que nutriran y sostendrán nuestra evolución como personas.
6-Darnos a nosotras mismas las cualidades escenciales que nos faltaron cuando eramos niñas.

“Podemos convertirnos en la madre que siempre queríamos hacia nosotras mismas. De esta manera, somos capaces de aceptar las limitaciones de nuestra madre externa, porque nuestra madre interna se convierte en la madre primaria con la que podemos contar, de forma en que quizás nunca hemos podido contar con nuestra madre externa”. Bethany Webster

CÓMO?
Cada mujer tiene su propia manera de volverse madre de sí misma
1-Entablando una relación enriquecedora con una madre suplente: amiga, consejera, abuela, terapeuta.
2-Uniéndonos a grupos de mujeres que estén iniciando y guiando a otras mujeres en el despertar de la Conciencia Femenina.
3- A través del arte y la imaginación creativa: utilizar la escritura, la pintura ó el movimiento para expresar las partes, las voces silenciadas en nosotras mismas.
4. Con nuestra madre real: revitalizar y poner consciencia en la relación con nuestra verdadera madre. Probablemente esto será posible después que hayamos hecho un trabajo interno para liberar intensos sentimientos de rabia y de vergüenza.
5- Trabajar con los arquetipos de la Diosa: ir a nutrirnos a una fuente femenina mucho más grande que la de nuestras madres individuales.
6-Reconectar con la tierra y con la naturaleza, con nuestras raíces en el mundo natural.
7- Recordar el momento de nuestra infancia (alrededor de los 8 ó 10 años) en que la niña pequeña que vivía en nosotras aún estaba centrada alrededor de las mujeres y de lo femenino , antes de que empezaramos a amoldarnos a las espectativas y las proyecciones de los demás, rescatar a la niña para alimentarla, para hacerle de madre y acompañarla en su crecimiento.

Si te ha gustado este artículo por favor dale al LIKE y si conoces a alguna amiga a quién pueda interesarle COMPÁRTELO!!! Muchas gracias! 😛

One Response so far.

  1. Hi, just wanted to tell you, I enjoyed this post. It was inspiring.Keep on posting!

Deja un comentario